Site Archives descongelar en microondas

Como descongelar carne microondas


• Un trozo de rosbif de 500 g se mantiene en el horno 1 minuto en potencia máxima, dándole la vuelta a los 30 segundos. Dejarlo reposar 5 minutos fuera del horno e introducirlo de nuevo 10 minutos a la potencia del 30 %. Dejarlo a temperatura ambiente 20-30 minutos. Si la carne tiene grasa, cubrirla con tiras de papel de aluminio después del primer período de descongelación.
Si la pieza de rosbif pesa 1,5 kg, se mantendrá 3 minutos en potencia máxima, después 20 minutos en potencia del 30 % y finalmente 40-60 minutos a temperatura ambiente.
• Un bistec de buey de unos 200 g se descongelará 4 minutos al 30 % de potencia, dándole la vuelta una vez, y se dejará reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.
• Un trozo de ternera de 500 g se mantendrá en el horno, a potencia máxima, durante 1 minuto; tras 10 minutos de reposo, deberá estar en el horno, al 30 % de potencia, 7 minutos, y durante este tiempo se le dará la vuelta al menos una vez. Se dejará reposar unos 30 minutos a temperatura ambiente.
Si la pieza de ternera pesa 1,5 kg, se mantendrá en el horno, a potencia máxima, durante 3 minutos; tras 10 minutos de reposo, se mantiene 20 minutos en potencia del 30% y después se deja reposar unas dos horas a temperatura ambiente. • Para descongelar chuletas de ternera de unos 200 g, se programará el horno 4 minutos en potencia del 30 %, dando vuelta una vez a las chuletas. Se dejarán reposar 30 minutos a temperatura ambiente.
• Para descongelar carne troceada o picada, se mantendrá en el horno 10 minutos, a potencia del 30 %, para terminar la descongelación durante 30 minutos a temperatura ambiente. Tras los primeros 5 minutos, se removerá la carne intentando romperla en bloques más pequeños y se cambiará de posición.
• Para descongelar un trozo o chuletas de cerdo se actuará de la forma descrita para la carne de buey (rosbif y bistec).
Los embutidos empaquetados (jamón, salchichón) con peso de unos 200 g deberán estar en el horno, a potencia del 30 %, durante 4-5 minutos. Es preferible retirar la primera loncha al cabo de unos 2 minutos. Se dejarán reposar después 15 minutos a temperatura ambiente.
Un salchichón o una butifarra se dejarán 5 minutos en potencia del 10%. Para finalizar la descongelación se dejará el embutido 30 minutos a temperatura ambiente, tapado con un plato.
• Un pollo u otra ave similar, con un peso de 1 kg, se mantendrá en el horno 25-30 minutos, en potencia del 30 %. Se dejará reposar 30 minutos a temperatura ambiente.
• Un pato de 1,5 a 2 kg se mantiene 3 minutos en el homo, a potencia máxima. Tras 10 minutos de reposo, se deja otros 20 minutos en el horno al 30% y finalmente se hará reposar 1 hora a temperatura ambiente. Tras el primer período de descongelación, es oportuno envolver las partes más delgadas y sobresalientes con papel de aluminio. Durante el primer período se dará la vuelta al ave una vez como mínimo.
• Una oca con un peso de 5 kg se mantiene en el horno, a potencia máxima, durante 10 minutos, dándole la vuelta dos o tres veces. Tras 10 minutos de reposo, se mantiene 10-40 minutos en el horno al 30 % y a continuación 3 horas a temperatura ambiente. Tras el primer período de descongelación, envolver las partes sobresalientes con papel de aluminio. • Un pavo con un peso de unos 3 kg se mantiene 6 minutos en el horno conectado a potencia máxima, girándolo dos o tres veces. Tras 10 minutos de reposo, se mantiene 35-40 minutos en el horno a potencia del 30 %, dándole la vuelta una vez. Mantenerlo finalmente 2 horas a temperatura ambiente. Después de la primera fase de descongelación, es necesario envolver las partes más sobresalientes con trocitos de papel de aluminio. Dos muslos de pavo con un peso de unos 500 g se descongelarán 5 minutos en el horno, a potencia máxima, girándolos una vez. Tras 5 minutos de reposo a temperatura ambiente se introducen, tapados, 30 minutos en el horno graduado al 30%. Se mantendrán después 20 minutos a temperatura ambiente. Si se han congelado limpios, se pueden cocinar, siempre que no se trate de un asado, 15 minutos después de la segunda programación.
• Los muslos o lomos de conejo, con un peso de 600 g, se descongelan al 30 % durante 15 minutos, seguidos de un reposo de unos 20 minutos.
• Lomo o pemil de jabalí de 1 kg de peso se mantienen 4 minutos en el horno a potencia máxima, dándoles la vuelta a los 2 minutos. Tras 10 minutos de reposo, se termina la descongelación con 20 minutos al 30% de potencia y un reposo de 30-60 minutos a temperatura ambiente. Si la pieza pesa 2 kg, el primer período de descongelación será de 6 minutos y el segundo, en potencia del 30 %, será de 30 minutos. Finalizará la descongelación durante 2 horas a temperatura ambiente (incluso un poco menos).
• Para descongelar 1/2 kg de carne picada, se coloca ésta sobre una rejilla. La descongelación comienza en una primera fase de 5 minutos en potencia del 30 %. En una segunda fase se programa el microondas en potencia del 10% durante 7 minutos. Se debe vigilar la descongelación y partir la carne en cuantos pedazos sea posible, con lo que se acelera el proceso. Es útil también retirar con un tenedor o una espátula la carne que ya está descongelada, para evitar que cueza. Finalmente, dejar 5-20 minutos de reposo con la carne cubierta. La descongelación tiene que realizarse en potencias bajas.

Etiquetas: ,