Site Archives comidas para microondas

Consejos para cocinar con microondas


• Si se ha de cocer un pescado que pesa más de medio kilo, iniciar la cocción unos pocos minutos en potencia máxima y finalizarla aplicando una potencia más baja (aproximadamente la mitad de la potencia empleada en un principio).
• Se puede introducir una rodaja de pescado congelado en el horno, para cocerla. El tiempo de cocción será algo superior al de una rodaja de pescado fresco. Si se trata de un pescado entero, se deberá descongelar antes de la cocción (entre otras cosas, porque antes se deberá limpiar).
• Para reblandecer miel demasiado espesa, colocarla unos segundos, con el tarro destapado, en el horno programado a potencia máxima.
• Cuando el horno posee rejilla, ésta puede emplearse de dos formas: con la curva hacia arriba, si el recipiente que se ha de introducir en la base del horno es demasiado alto; con la curva hacia abajo, si el recipiente que se ha de colocar sobre la rejilla es alto o cuando se va a usar el grill y no se desea que el alimento quede demasiado cerca de la fuente de calor. Sirve lo dicho para aquellas ocasiones en las que se pretende cocer dos alimentos que precisan distintas temperaturas de cocción.
• Al cocer alimentos con salsa o con algún jugo, conviene cubrir el recipiente con plástico adherente o con papel untado de aceite, para que las salpicaduras no ensucien las paredes del horno.
• Cuando se ha de cocer carne que irá acompañada de alguna verdura que también ha de cocerse en el microondas, se puede proceder de la forma siguiente: cocer la carne en primer lugar (ya que se trata del alimento que precisa una cocción más larga) y retirarla del horno un punto cruda. Envolverla en papel de aluminio y reservarla. De esta forma, la carne terminará de cocerse por conducción, y, cuando la verdura esté cocida, también la carne estará en su punto. Si la cocción de la verdura requiere mucho tiempo y la carne se enfría, colocarla en el horno (sin el papel de aluminio) programado a la potencia máxima: bastarán 2-3 minutos para calentarla. • El horno de microondas soluciona el desayuno en muy pocos minutos. Para preparar una taza de té, basta poner la taza llena de agua con la bol-sita del té y programar el horno a potencia máxima durante un minuto. Sirve también para calentar el café sobrante del día anterior sin que llegue a hervir, con lo que perdería todo su sabor. Para calentar una tacita de café se precisan aproximadamente 30 segundos con programación en potencia máxima o 1 minuto en potencia del 75 %. Una taza de leche queda muy caliente conectando durante un minuto a potencia máxima.

• Para que la carne consiga un color dorado, deberá permanecer en el horno durante 10 minutos. Si el horno funciona combinado con grill, el sistema varía.
• Si se tiene que tostar pan de molde y el horno no dispone de grill, se habrá de emplear el fondo para asar o la bandeja doradora, después de haberlos calentado en el horno, programado a la potencia máxima, durante unos 5 minutos.
• Cuando se cuece algún alimento en porciones individuales, en pequeños recipientes, se colocarán dentro del horno (sobre la rejilla o sobre la base) formando círculo. Los alimentos que se colocaran en el centro no recibirían las microondas. Sirve esta advertencia cuando se cuecen cuatro o cinco frutas, patatas, trozos de carne u otros alimentos distribuidos en varias piezas.
• Recordar que un bizcocho en el horno de microondas quedará bien cocido en unos pocos minutos, pero no tomará color. Si se desea que salga dorado, proceder de la forma siguiente: untar el molde de cocción con mantequilla o espolvorearlo con harina de galleta o de bizcochos oscuros y triturados. El sistema será distinto si se dispone de un horno combinado (con el sistema de microondas y con el de cocción tradicional).
• Para asar lonchas de tocino y que resulten crujientes, colocarlas en el fondo para asar precalentado en potencia máxima durante 5 minutos. Para que el tocino no entre en contacto con su propia grasa, se ha de emplear un fondo especial provisto de una rejilla o de una ranura que recoge estos jugos. Si no se posee este fondo especial, se procederá de la forma siguiente: cubrir el fondo de una fuen-fce con papel grueso absorbente y colocar encima las lonchas de tocino en una sola capa. Cubrirlas con otra hoja de papel y cocer a potencia máxima durante 6 minutos. Pasado este tiempo, el tocino estará bien asado, pero no quedará impregnado de grasa, que habrá sido absorbida por el papel. Otro método consiste en colocar algunos palitos de madera (nunca metálicos) en el borde de la fuente, formando una especie de parrilla. Situar en el horno, programado a potencia máxima, durante 6 minutos. Las lonchas de tocino quedarán crujientes y el recipiente habrá recogido la grasa, que podrá utilizarse posteriormente para la salsa.

Lo que no se debe hacer:
• No se deben poner en el horno botellas o tarros tapados, porque podrían estallar debido a la presión del vapor que se produce en su interior.
• No se debe hacer funcionar el horno en vacío, sin ningún alimento en su interior. Para evitar este riesgo, mantener siempre un vaso con agua en el interior del horno. De esta forma, si alguien pusiera en marcha el horno, las ondas se concentrarían sobre el agua y el magnetrón no se estropearía.
• No se debe hacer funcionar el horno cuando está estropeado. Para arreglarlo se acudirá siempre a un técnico.
• No se debe usar papel encerado para cubrir los recipientes, pues la cera podría fundirse. Se debe usar plástico ad-herente o papel untado con aceite.

Etiquetas: ,