Potaje Archive

Sopa de calabacín


Crema de calabacín.
Para 4 personas: ■ 1 1/2 kg. de calabacines, 500 gr. de patatas , 6 quesitos m 100 mi. de nata liquida, Sal.

Preparación: Pela las patatas y los calabacines, lávalos, trocéalos y échalos en una cazuela. Cubre todo con agua, añade un poco de sal y ponió a cocer unos 30 minutos, hasta que las patatas y los calabacines estén tiernos. Escúrrelos, dejando un poco del agua de la cocción y reservando el resto. Echa los quesitos y tritúralo todo con la batidora, hasta obtener una crema suave. Añade la mitad de la nata. Si prefieres que la crema esté más cla-rita, agrega un poco del caldo de la cocción. Comprueba el punto de sal y deja que la crema se temple. Métela en el frigorífico hasta que esté bien fría. Justo antes de servirla, lava unas ramitas de perejil y pícalas hasta obtener 2 cucharadas. Echa la nata restante sobre la crema y no la revuelvas. Espolvorea el perejil picado.

Etiquetas: ,

Sopa de ajos


Sopa de ajo.
Para 4 personas: ■ 1 repollo pequeño ■ 2 tomates ■ 4 cebolletas ■ 4 dientes de ajo, 1 trozo de pan negro ■ 4 cucharadas de aceite de oliva ■ 1 cucharadita de pimentón ■ 1 cucharada de perejil picado m Sal
Preparación: Lava el repollo y pícalo en juliana fina. Limpia las cebolletas y córtalas en aros delgados. Escalda los tomates, pélalos y pícalos menudos. Pela también los ajos y déjalos enteros. Calienta el aceite en una cazuela y fríe los ajos. Retíralos del fuego y ponlos en un mortero. Echa en el mismo aceite las cebolletas y, cuando comiencen a dorarse, agrega el repollo y rehógalo todo. Echa el pimentón, revuelve y agrega los tomates picados. Vuelve a remover y cubre con agua caliente, dejando que se cueza hasta que el repollo esté tierno. Machaca los ajos con el perejil. Añádelos a la sopa, dejando que se cocine un poco más y sazona a gusto. Corta el pan en lonchas finas y échalas a la sopa. Dale un hervor a todo.

Etiquetas: ,

Receta de potaje de garbanzos


Potaje fin de mes
Para 4 personas: ■ 1 taza de garbanzos ■ 1 taza de judías pintas ■ 1/2 kg. de acelgas o espinacas ■ 1 cebolla M 100 gr. de chorizo ■ 50 gr. de tocino ■ 1 cabeza de ajo ■ Laurel ■ Pimienta en grano ■ Sal.

Preparación: La noche anterior a la elaboración de este potaje, pon a remojo por separado las judías pintas y los garbanzos en abundante agua con sal. Cuando vayas a prepararlo, lava cuidadosamente las acelgas, trocéalas y escúrrelas. Pela la cebolla y y trocéala. Limpia la cabeza de ajo de las raíces. Pon agua en una cazuela y, cuando hierva, echa los garbanzos, la cebolla troceada, el ajo entero, el tocino -si lo prefieres, puedes sustituirlo por un trozo de panceta, la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra.
Echa las judías pintas en una cazuela con agua fría, calienta y, cuando rompa a hervir, quítales el agua y ponles agua fría. Echa las acelgas en agua hirviendo y cuécelas. Cuando los garbanzos estén algo blandos, añade las judías pintas bien escurridas medio tiernas, las acelgas también escurridas, el chorizo partido en rodajas de tamaño medio y sal a tu gusto. Termina de cocerlo todo a fuego lento. Un consejo: si quieres restarle algunas calorías a este suculento plato, quita el chorizo y el tocino y rehoga la cebolla en aceite con un poco de pimentón.

Etiquetas: ,

Recetas potajes


Potaje:
Para 4 personas: ■ 1 taza de garbanzos ■ 100 gr. de bacalao seco ■ 500 gr. de espinacas ■ 2 nabos ■ 2 zanahorias ■ 1 cebolla ■ 2 clavos de especia ■ 2 dientes de ajo ■ 3 rebanaditas de pan ■ Perejil o hierbas aromáticas ■ Aceite ■ Una pizquita de sal.

Preparación: Cuece el bacalao seco en abundante agua durante 3 minutos, retíralo del fuego, quítale las espinas con cuidado y desmenúzalo. Vuelve a echarlo al agua de cocción y, cuando rompa a hervir, agrega los garbanzos -recuerda que para que te queden bien blanditos, debes haberlos puesto unas horas antes en remojo, en agua con sal-. Pincha los dos clavos de especia en la cebolla y agrégala a la cazuela, junto con un ramillete de hierbas aromáticas o el perejil. Deja que cueza todo unas dos horas a fuego lento. Mientras tanto, hierve las espinacas por separado en otro cazo durante unos 20 minutos, escúrrelas y trocéalas. Cuando haya pasado una hora y media, echa las espinacas, junto con las zanahorias y los nabos pelados y troceados. Mientras todo sigue cociendo a fuego lento, fríe en una sartén con abundante aceite de oliva las rebanadas de pan y el ajo. En un mortero, machaca el ajo y las rebanadas de pan frito y añádelos al potaje. Comprueba el punto de sazón. Cuando los garbanzos estén bien tiernos, retira las hierbas y sírvelo. Un consejo: este plato apenas necesita sal, ya que se suele preparar con el bacalao sin remojar.

Etiquetas: ,