Cómo cocinar bien el pescado


Si se ha de cocer un pescado que pesa más de medio kilo, iniciar la cocción unos pocos minutos en potencia máxima y finalizarla aplicando una potencia más baja (aproximadamente la mitad de la potencia empleada en un principio).

• Se puede introducir una rodaja de pescado congelado en el horno, para cocerla. El tiempo de cocción será algo superior al de una rodaja de pescado fresco. Si se trata de un pescado entero, se deberá descongelar antes de la cocción (entre otras cosas, porque antes se deberá limpiar).
• Para reblandecer miel demasiado espesa, colocarla unos segundos, con el tarro destapado, en el horno programado a potencia máxima.
• Cuando el horno posee rejilla, ésta puede emplearse de dos formas: con la curva hacia arriba, si el recipiente que se ha de introducir en la base del horno es demasiado alto; con la curva hacia abajo, si el recipiente que se ha de colocar sobre la rejilla es alto o cuando se va a usar el grill y no se desea que el alimento quede demasiado cerca de la fuente de calor. Sirve lo dicho para aquellas ocasiones en las que se pretende cocer dos alimentos que precisan distintas temperaturas de cocción.
• Al cocer alimentos con salsa o con algún jugo, conviene cubrir el recipiente con plástico adherente o con papel untado de aceite, para que las salpicaduras no ensucien las paredes del horno.
• Cuando se ha de cocer carne que irá acompañada de alguna verdura que también ha de cocerse en el microondas, se puede proceder de la forma siguiente: cocer la carne en primer lugar (ya que se trata del alimento que precisa una cocción más larga) y retirarla del horno un punto cruda. Envolverla en papel de aluminio y reservarla. De esta forma, la carne terminará de cocerse por conducción, y, cuando la verdura esté cocida, también la carne estará en su punto. Si la cocción de la verdura requiere mucho tiempo y la carne se enfría, colocarla en el horno (sin el papel de aluminio) programado a la potencia máxima: bastarán 2-3 minutos para calentarla.
• El horno de microondas soluciona el desayuno en muy pocos minutos. Para preparar una taza de té, basta poner la taza llena de agua con la bolsita del té y programar el horno a potencia máxima durante un minuto. Sirve también para calentar el café sobrante del día anterior sin que llegue a hervir, con lo que perdería todo su sabor. Para calentar una tacita de café se precisan aproximadamente 30 segundos con programación en potencia máxima o 1 minuto en potencia del 75 %. Una taza de leche queda muy caliente conectando durante un minuto a potencia máxima.

Etiquetas: ,
          

Informacion de recetas

Tenemos las mejores y más variadas recetas de cocina para que te diviertas cocinando sano y rico de manera muy sencilla.


Otras Recetas

Deja tu comentario

Escribe un comentario sobre los juegos. Some basic HTML is allowed for formatting.

Comentarios

Deja un comentario!