Archives for marzo, 2012

Cómo cocinar bien el pescado


Si se ha de cocer un pescado que pesa más de medio kilo, iniciar la cocción unos pocos minutos en potencia máxima y finalizarla aplicando una potencia más baja (aproximadamente la mitad de la potencia empleada en un principio).

• Se puede introducir una rodaja de pescado congelado en el horno, para cocerla. El tiempo de cocción será algo superior al de una rodaja de pescado fresco. Si se trata de un pescado entero, se deberá descongelar antes de la cocción (entre otras cosas, porque antes se deberá limpiar).
• Para reblandecer miel demasiado espesa, colocarla unos segundos, con el tarro destapado, en el horno programado a potencia máxima.
• Cuando el horno posee rejilla, ésta puede emplearse de dos formas: con la curva hacia arriba, si el recipiente que se ha de introducir en la base del horno es demasiado alto; con la curva hacia abajo, si el recipiente que se ha de colocar sobre la rejilla es alto o cuando se va a usar el grill y no se desea que el alimento quede demasiado cerca de la fuente de calor. Sirve lo dicho para aquellas ocasiones en las que se pretende cocer dos alimentos que precisan distintas temperaturas de cocción.
• Al cocer alimentos con salsa o con algún jugo, conviene cubrir el recipiente con plástico adherente o con papel untado de aceite, para que las salpicaduras no ensucien las paredes del horno.
• Cuando se ha de cocer carne que irá acompañada de alguna verdura que también ha de cocerse en el microondas, se puede proceder de la forma siguiente: cocer la carne en primer lugar (ya que se trata del alimento que precisa una cocción más larga) y retirarla del horno un punto cruda. Envolverla en papel de aluminio y reservarla. De esta forma, la carne terminará de cocerse por conducción, y, cuando la verdura esté cocida, también la carne estará en su punto. Si la cocción de la verdura requiere mucho tiempo y la carne se enfría, colocarla en el horno (sin el papel de aluminio) programado a la potencia máxima: bastarán 2-3 minutos para calentarla.
• El horno de microondas soluciona el desayuno en muy pocos minutos. Para preparar una taza de té, basta poner la taza llena de agua con la bolsita del té y programar el horno a potencia máxima durante un minuto. Sirve también para calentar el café sobrante del día anterior sin que llegue a hervir, con lo que perdería todo su sabor. Para calentar una tacita de café se precisan aproximadamente 30 segundos con programación en potencia máxima o 1 minuto en potencia del 75 %. Una taza de leche queda muy caliente conectando durante un minuto a potencia máxima.

Etiquetas: ,

Más consejos a la hora de cocinar alimentos


Si se desea que los alimentos no se resequen demasiado, cubrir el recipiente con una tapadera; si, por el contrario, se prefiere que se evapore algún líquido, cocer con el recipiente destapado.

Para cocer un trozo de carne grande, dar la vuelta dos o tres veces durante la cocción. Comenzar ésta en la potencia máxima y seguir en una potencia más baja para que no tome demasiado color en la parte externa y pueda cocerse correctamente por la parte interior.

Si se quiere cocer patatas con piel, lavarlas bien y pinchar la piel en varios puntos con un tenedor. En el caso de que se trate de patatas nuevas, colocarlas en el horno sobre una fuente de cartón. Si son patatas viejas, depositar en el recipiente algunas cucharadas de agua.

Recordar que el arroz y las pastas cocidos en el microondas tardan aproximadamente el mismo tiempo que en la cocción convencional. El horno de microondas ofrece la ventaja de que no se han de remover a menudo, porque los alimentos no se pegan a las paredes ni al fondo del recipiente. Por otro lado, dado que el horno se proma medida, para que unas piezas no resulten demasiado cocidas y las otras crudas.

Etiquetas: ,

Sugerencias diversas


Cuando se han de cocer trozos de carne con partes salientes (alitas o muslos de pollo, el extremo de una pata), envolver las partes más salientes (aunque no todo el trozo) con papel de aluminio. El motivo es que estas partes más delgadas son las primeras que reciben el impacto de las microondas y a final de cocción quedarían resecas o quemadas. El papel de aluminio rechaza las microondas (a media cocción se retirará para que también estas partes queden cocidas). Las porciones que han sido cubiertas con el papel de aluminio no deben tocar las paredes del horno, porque estropearían el magnetrón.

Disminuir las cantidades habituales de hierbas y especias, ya que la cocción en microondas potencia estos aromas y los alimentos resultarían demasiado aromatizados.

Si se quiere preparar huevos al plato, agujerear dos o tres veces la yema antes de introducirlos en el horno, para que no se deforme.

Etiquetas: ,

Consejos para cocinar el pollo


Antes de introducir un pollo en el homo, se cubrirán las alas y las patas con papel de aluminio para que no se resequen.

Si fuera preciso cocer en dos recipientes dos alimentos distintos, pero que precisan la misma potencia y el mismo tiempo de cocción, se colocarán dichos recipientes sobre la base o sobre la rejilla uno al lado del otro (nunca uno en el fondo y el otro en la boca del horno). De esta forma, cada vianda recibirá la mitad de la potencia programada. A media cocción, los dos recipientes se intercambiarán de lugar (si no se dispone de plato giratorio). Los alimentos deberán cocer durante un tiempo superior al indicado para un recipiente único. Si se decide colocar un recipiente sobre la rejilla situada a media altura dentro del horno, y el otro en la base, recordar que el alimento colocado sobre la rejilla absorberá dos tercios de la potencia y el que está situado en la parte baja sólo absorberá un tercio. Este sistema es efectivo cuando se trata de alimentos que cuecen a distintas potencias. En este caso, colocar en la parte alta el alimento que precisa la máxima potencia y en la parte baja el que se debe cocer a una potencia menor.

Etiquetas: ,

Cómo cocer la pasta


Existen dos sistemas para cocer la pasta en el horno de microondas. Tomar como ejemplo la cocción de 400 g de pasta seca de tamaño mediano.
Primer sistema: calentar 7 tazas de agua salada, hasta llevarla a ebullición, en un recipiente adecuado para el microondas y de bordes altos (puede utilizar también una sopera). Agregar la pasta, remover, tapar el recipiente y llevarlo al microondas, programándolo en potencia máxima. Cocer la pasta 14-16 minutos según la calidad y la potencia del homo. Remover con cuchara de madera dos o tres veces durante la cocción. Terminada ésta, dejar reposar 3 minutos con el horno apagado. Se obtiene una pasta perfectamente cocida y sin agua, por lo que no es necesario escurrirla. Bastará añadirle la salsa o condimento y servirla, bien caliente, en el mismo recipiente.
Segundo sistema.- colocar la pasta en un recipiente grande de bordes altos y bañarla con unos 3 1 de agua hirviendo. Remover, introducir el recipiente tapado en el horno programado a potencia máxima y cocer la pasta 5-7 minutos (según la potencia del horno y el gusto personal), removiendo a media cocción. Dejarla reposar 12 minutos dentro del horno apagado, removiéndola dos o tres veces. Escurrirla y aliñarla.

Etiquetas: ,

Como remover la comida durante la preparación.


Cuando se ha de remover la preparación, se usará una cuchara de madera. Los alimentos que están más cerca de los bordes (que es la parte que se cuece más rápidamente) se llevarán hacia el centro, y viceversa.
Cuando no sea preciso remover los alimentos, y el horno no tenga plato giratorio, se hará girar el recipiente varias veces, de forma que la parte que se encontraba en el fondo del horno quede ahora en la boca. Puede ser que una preparación deba permanecer en el horno durante 25 minutos y que se deban remover los ingredientes cada 5 minutos. Si no se desea permanecer ante el horno durante todo este tiempo, se puede proceder así: programar la cocción durante 5 minutos; cuando la señal acústica avise del tiempo transcurrido, girar el plato y programar el horno por otros 5 minutos, continuando hasta el final de la cocción. La apertura del horno no dificultará la preparación.

Si se desea cocer al mismo tiempo un alimento compacto junto con otro blando, se pondrá este último en el centro del recipiente y el primero alrededor. De esta forma las microondas, penetrando desde el exterior, chocarán primero con el alimento más compacto y después con el más blando. De este modo, ambos alimentos quedarán perfectamente cocidos

Etiquetas: , , ,

Consejos importantes para la cocción


No se debe olvidar que el tiempo de programación que se indica en las recetas está en relación con las cantidades de los alimentos. Por esto, si se aumenta la cantidad, debe aumentar también el tiempo de permanencia en el horno. Por ejemplo, si aconsejamos cocer 1 patata durante 2 minutos y, en cambio, se introducen 2 patatas en el horno, el tiempo de cocción deberá doblarse, ya que las microondas se dividen, distribuyéndose en partes iguales sobre las 2 patatas y cada una de ellas recibe sólo el 50 % de la potencia prevista.

Recordar que la cocción no depende tanto de la potencia del horno como de la permanencia de los alimentos en su interior. Este tiempo dependerá también de la temperatura inicial que tenía el alimento en el momento de meterlo en el horno. Si se trata de alimentos (por ejemplo, carne o pescado) recién sacados del frigorífico (aunque no estén congelados) precisarán algunos minutos más de cocción. El tiempo oscila también cuando el alimento es más o menos compacto: las microondas no son absorbidas de la misma forma por todos los alimentos. Para un alimento compacto (por ejemplo, un pedazo de carne) se precisará un tiempo superior al que necesita un alimento poroso o que contenga gran cantidad de agua. Cuando el horno ya se ha apagado, dejar reposar el alimento durante algunos minutos.

Etiquetas: ,

Cómo calcular tiempos de elaboración y de cocción


Considerar siempre con un poco de aproximación los tiempos de preparación y de cocción que se indican en las recetas. Si se usan electrodomésticos para triturar, batir, mezclar, etc., el tiempo de preparación resultará menor. También el tiempo de cocción puede sufrir ligeras variaciones. Por ejemplo, si la receta aconseja cocer un pollo tierno y, en cambio, el lector cocina uno grande y muy hecho, es lógico que este último tardará más tiempo en cocerse del indicado en la receta. Lo mismo puede decirse para la carne, según sea de temerá o de buey, o para las verduras, que pueden ser muy tiernas o algo duras. De todas formas, recordar que el tiempo de cocción que se indica en las recetas se refiere siempre a minutos efectivos, o sea, que no se toma en cuenta el tiempo necesario para dar la vuelta una o más veces a los alimentos. Tener presente además que el horno con que se han realizado los platos que se presentan en esta obra tiene una potencia, suministrada a la cocción, de 650 w. Si se utiliza un horno de una potencia inferior, tiempos de cocción.

Etiquetas: ,

Reglas fundamentales que hay que cumplir


La cocción en horno de microondas no presenta grandes dificultades. En las recetas de esta obra se encuentran todas las informaciones necesarias para obtener excelentes resultados. A continuación se dan algunas informaciones de carácter general que permitirán no sólo la buena realización de las recetas propuestas, sino también la creación de platos por parte del lector. Las operaciones que hay que llevar a cabo son sencillas: si la receta no aconseja lo contrario, colocar la comida en un recipiente adecuado para la cocción por microondas. Disponerlo sobre la parrilla o la base del horno (en este caso sacar antes la parrilla), cerrar el horno y programar en tiempo y en potencia tal como se indica en la receta. Recuérdese que, al igual que en la cocción tradicional, tanto más en la cocción por microondas, que es muy rápida, el recipiente deberá tener capacidad suficiente para contener holgadamente la comida que se quiere cocinar, pero sin ser muy ancho. Si el jugo se esparce demasiado por el fondo, el alimento pierde sabor.

Etiquetas: ,

La cocción ideal de la carne


Recordar que, durante el tiempo empleado para llevar el horno hasta la temperatura deseada, la cocción de la carne continúa por conducción. Los fondos que hay en el mercado son de diferentes tipos. El de mayor difusión es plano, con borde atérmico y un canal para recoger las grasas, particularmente adecuado para asar carnes, salchichas y verduras; otros, en cambio, tienen los bordes altos, por lo que son más adecuados para alimentos con jugo. La bandeja doradora es en apariencia una cazuela de porcelana normal. En su parte inferior tiene un revestimiento que absorbe el calor.

Etiquetas: ,

Pagina siguiente »