Archives for enero, 2012

Como descongelar carne microondas


• Un trozo de rosbif de 500 g se mantiene en el horno 1 minuto en potencia máxima, dándole la vuelta a los 30 segundos. Dejarlo reposar 5 minutos fuera del horno e introducirlo de nuevo 10 minutos a la potencia del 30 %. Dejarlo a temperatura ambiente 20-30 minutos. Si la carne tiene grasa, cubrirla con tiras de papel de aluminio después del primer período de descongelación.
Si la pieza de rosbif pesa 1,5 kg, se mantendrá 3 minutos en potencia máxima, después 20 minutos en potencia del 30 % y finalmente 40-60 minutos a temperatura ambiente.
• Un bistec de buey de unos 200 g se descongelará 4 minutos al 30 % de potencia, dándole la vuelta una vez, y se dejará reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.
• Un trozo de ternera de 500 g se mantendrá en el horno, a potencia máxima, durante 1 minuto; tras 10 minutos de reposo, deberá estar en el horno, al 30 % de potencia, 7 minutos, y durante este tiempo se le dará la vuelta al menos una vez. Se dejará reposar unos 30 minutos a temperatura ambiente.
Si la pieza de ternera pesa 1,5 kg, se mantendrá en el horno, a potencia máxima, durante 3 minutos; tras 10 minutos de reposo, se mantiene 20 minutos en potencia del 30% y después se deja reposar unas dos horas a temperatura ambiente. • Para descongelar chuletas de ternera de unos 200 g, se programará el horno 4 minutos en potencia del 30 %, dando vuelta una vez a las chuletas. Se dejarán reposar 30 minutos a temperatura ambiente.
• Para descongelar carne troceada o picada, se mantendrá en el horno 10 minutos, a potencia del 30 %, para terminar la descongelación durante 30 minutos a temperatura ambiente. Tras los primeros 5 minutos, se removerá la carne intentando romperla en bloques más pequeños y se cambiará de posición.
• Para descongelar un trozo o chuletas de cerdo se actuará de la forma descrita para la carne de buey (rosbif y bistec).
Los embutidos empaquetados (jamón, salchichón) con peso de unos 200 g deberán estar en el horno, a potencia del 30 %, durante 4-5 minutos. Es preferible retirar la primera loncha al cabo de unos 2 minutos. Se dejarán reposar después 15 minutos a temperatura ambiente.
Un salchichón o una butifarra se dejarán 5 minutos en potencia del 10%. Para finalizar la descongelación se dejará el embutido 30 minutos a temperatura ambiente, tapado con un plato.
• Un pollo u otra ave similar, con un peso de 1 kg, se mantendrá en el horno 25-30 minutos, en potencia del 30 %. Se dejará reposar 30 minutos a temperatura ambiente.
• Un pato de 1,5 a 2 kg se mantiene 3 minutos en el homo, a potencia máxima. Tras 10 minutos de reposo, se deja otros 20 minutos en el horno al 30% y finalmente se hará reposar 1 hora a temperatura ambiente. Tras el primer período de descongelación, es oportuno envolver las partes más delgadas y sobresalientes con papel de aluminio. Durante el primer período se dará la vuelta al ave una vez como mínimo.
• Una oca con un peso de 5 kg se mantiene en el horno, a potencia máxima, durante 10 minutos, dándole la vuelta dos o tres veces. Tras 10 minutos de reposo, se mantiene 10-40 minutos en el horno al 30 % y a continuación 3 horas a temperatura ambiente. Tras el primer período de descongelación, envolver las partes sobresalientes con papel de aluminio. • Un pavo con un peso de unos 3 kg se mantiene 6 minutos en el horno conectado a potencia máxima, girándolo dos o tres veces. Tras 10 minutos de reposo, se mantiene 35-40 minutos en el horno a potencia del 30 %, dándole la vuelta una vez. Mantenerlo finalmente 2 horas a temperatura ambiente. Después de la primera fase de descongelación, es necesario envolver las partes más sobresalientes con trocitos de papel de aluminio. Dos muslos de pavo con un peso de unos 500 g se descongelarán 5 minutos en el horno, a potencia máxima, girándolos una vez. Tras 5 minutos de reposo a temperatura ambiente se introducen, tapados, 30 minutos en el horno graduado al 30%. Se mantendrán después 20 minutos a temperatura ambiente. Si se han congelado limpios, se pueden cocinar, siempre que no se trate de un asado, 15 minutos después de la segunda programación.
• Los muslos o lomos de conejo, con un peso de 600 g, se descongelan al 30 % durante 15 minutos, seguidos de un reposo de unos 20 minutos.
• Lomo o pemil de jabalí de 1 kg de peso se mantienen 4 minutos en el horno a potencia máxima, dándoles la vuelta a los 2 minutos. Tras 10 minutos de reposo, se termina la descongelación con 20 minutos al 30% de potencia y un reposo de 30-60 minutos a temperatura ambiente. Si la pieza pesa 2 kg, el primer período de descongelación será de 6 minutos y el segundo, en potencia del 30 %, será de 30 minutos. Finalizará la descongelación durante 2 horas a temperatura ambiente (incluso un poco menos).
• Para descongelar 1/2 kg de carne picada, se coloca ésta sobre una rejilla. La descongelación comienza en una primera fase de 5 minutos en potencia del 30 %. En una segunda fase se programa el microondas en potencia del 10% durante 7 minutos. Se debe vigilar la descongelación y partir la carne en cuantos pedazos sea posible, con lo que se acelera el proceso. Es útil también retirar con un tenedor o una espátula la carne que ya está descongelada, para evitar que cueza. Finalmente, dejar 5-20 minutos de reposo con la carne cubierta. La descongelación tiene que realizarse en potencias bajas.

Etiquetas: ,

Trucos para cocinar en microondas


• Una rodaja (o un filete) de pescado de 300 g se descongela durante 5-6 minutos en el horno al 30 %, dándole la vuelta una vez. Terminará la descongelación con un reposo de 30 minutos a temperatura ambiente.
Si la loncha de pescado pesa 600 g, se mantendrá 10-12 minutos en el horno, graduado al 30%, dándole la vuelta una vez como mínimo. Finalizará la descongelación a temperatura ambiente durante 30-40 minutos.
• Un pescado entero, de unos 500 g, se descongela 10-12 minutos en el horno graduado al 30 %, dándole una vuelta. Terminará la descongelación a temperatura ambiente, durante 30 minutos.
Si el pescado pesa 1 kg, deberá mantenerse en el horno al 30% durante 16-20 minutos, dándole la vuelta una vez. Se terminará de descongelar a temperatura ambiente durante 1 hora. Cualquiera que sea el peso del pescado, se cubrirán cola y aletas con papel de aluminio.
• Se descongelan 250 g de colas de gambas o gambas pequeñas en el horno al 30% y durante 5-7 minutos. Durante este tiempo se dará la vuelta al paquete una vez. Al cabo de unos 3 minutos, separar las gambas unas de otras. Dejarlas 20 minutos a temperatura ambiente.
Si las gambas pesan 500 g, se mantendrán 10-15 minutos en el horno al 30 % y después 30-45 minutos a temperatura ambiente.
• Los mariscos sin cascara (berberechos, almejas, etc.) se descongelan en potencias del 30% y del 10%. El reposo puede efectuarse en un recipiente cubierto, pero es preferible sumergir el alimento en agua fría.

Etiquetas: ,

Los postres en el microondas


• Un corte de tarta sin relleno, de unos 150 g, se descongela durante 1 minuto o 1 minuto y 1/2, en potencia del 30%. Terminará la descongelación con un reposo de 5-10 minutos a temperatura ambiente. La porción se colocará sobre un plato o sobre una servilleta de papel.
• Una tarta de frutas con un peso de 450 g precisa 1 minuto o 1 minuto y 1/2 a potencia máxima. Se dejará reposar durante 10 minutos y se volverá a introducir en el horno, graduado a una potencia del 30 %, durante 10-12 minutos. Acabará la descongelación tras 10-15 minutos a la temperatura ambiente.
• Una tarta de manzanas de 400 g se introduce en el horno graduado al 30% durante 8-10 minutos. Finaliza el proceso de descongelación dejando la tarta por un espacio de 10-15 minutos a temperatura ambiente.
Una porción de la misma tarta, de 200 g, se introduce 2-3 minutos en el horno programado al 30 %. Terminará de descongelarse con 5-10 minutos a temperatura ambiente.
• Una tarta con crema y nata, de 350 g, se introduce durante 8-10 minutos en el horno graduado a potencia mínima del 10 % (el tiempo preciso para que comience la descongelación). Se dejará a temperatura ambiente 1 hora y 1/2 o 2 horas.
Una porción de la misma tarta, de unos 200 g, se mantiene en el horno (siempre programado a potencia mínima) durante 1 y 1/2 o 2 minutos. Acabará su descongelación con 10-15 minutos de reposo en temperatura ambiente. En el momento de introducirla en el horno, la tarta irá sobre un plato y destapada.

Etiquetas: ,

Calentando pan en el microondas


• Se puede descongelar un panecillo de unos 50 g poniéndolo en el horno graduado a potencia máxima durante solamente 20 segundos, dándole la vuelta a mitad del proceso. Una vez sacado del horno, el tiempo de reposo del panecillo a temperatura ambiente es de 5 minutos. Si se trata de 4 panecillos, se mantendrán por espacio de 2 minutos en el horno, se les dará la vuelta y se dejarán dentro del horno durante otro minuto. Tiempo de reposo a temperatura ambiente: 5 minutos.
• Para descongelar 500 g de pan blanco, se dejará en el horno graduado a potencia máxima durante 2 minutos, dándole seguidamente la vuelta y siguiendo la descongelación medio minuto más. Dejarlo a temperatura ambiente 10-15 minutos.
• Una rebanada de pan de 60-80 g se dejará en el horno al 30% durante 30-40 segundos, cubierta con papel vegetal; a continuación, sacarla del horno y dejarla reposar a temperatura ambiente durante 2-3 minutos.

Etiquetas: ,

Un rico puré de habas


Puré de habas:
Ingredientes:
2 cdas de aceite de oliva 1 k de habas 50 g de manteca
• Menta, c/n 1 k de papas
• Sal, c/n
• Pimienta, c/n
Procedimiento:
Retire las habas de sus vainas. En una cacerola con abundante agua salada en ebullición blanquee las habas durante 10 minutos. Escúrralas, extraiga su piel y luego procese hasta obtener un puré rústico. Pele las papas, corte en cubos y cocine en abundante agua salada en ebullición hasta que estén tiernas. Escurra las papas y redúzcalas a puré. Mezcle el puré de papas, el puré de habas, el aceite de oliva, sal, pimienta y la manteca, y caliente sobre fuego bajo. Sirva en un bol de servicio y espolvoree con menta picada. (Para 6).

Etiquetas: ,

Ensalada de remolacha


Ensaladade remolachas.
Ingredientes:
3 cdas de aceite de oliva
3 cdas de crema de leche
6 echalotes
1/2 cda de krein
20 g de perejil
12 Temolachas pequeñas
• Sal, c/n
• Pimienta, c/n
200 g de tomates cherry 200 g de tomates cherry amarillos
1 cda de vinagre de Jerez 500 g de zanahorias baby
Procedimiento:
Envuelva cada remolacha y cada échalote con papel aluminio, lleve a una placa y cocine en horno precalentado a 180T durante 40 minutos aproximadamente. Deje enfriar las remolachas y las echalotes y luego retire su piel. Corte las echalotes en juliana. Cocine las zanahorias al vapor hasta que estén tiernas. Pique el perejil. En un bol mezcle la
crema de leche con el krein, el vinagre, sal, pimienta y el aceite de oliva hasta emulsionar. En otro bol combine las remolachas, las echalotes, los tomates cherry, las zanahorias y la emulsión. Sirva en una fuente honda y espolvoree con perejil picado.

Etiquetas: ,

Preparando turrones


Turrones:
Para el turrón de almendras.
ingredientes:
1/2 taza de agua
250 g de almendras tostadas
1 taza de azúcar
6 claras
1 taza de miel
6 obleas de papel hostia
procedimiento:
Coloque en una olla el agua, añada el azúcar y lleve al fuego hasta lograr un almíbar. Retire e incorpore la miel. Pique las almendras groseramente. Bata las claras a nieve, incorpore luego las almendras y el almíbar. Cocine a fuego mínimo revolviendo constantemente hasta que la mezcla tome punto de gota (es decir, cuando al dejar caer una gota en un poco de agua se forme una bolita). Coloque en la base de un molde cuadrado papel de hostia y vierta la preparación dentro del molde. Luego coloque otra tapa sobre la masa. Lleve a la heladera durante 405 horas como mínimo.
Para el turrón de chocolate:
ingredientes:
100 g de avellanas piradas
8 edas de azúcar
250 g de bizcochos
150 g de chocolate
250 g de manteca
100 g de nueces picadas
Procedimiento:
Desmenuce los bizcochos. Funda a baño de María el chocolate y déjelo entibiar. En un bol mezcle la manteca con el azúcar hasta obtener una consistencia cremosa. Añada el chocolate tibio, los bizcochos, las avellanas y las nueces. Vierta la masa en un molde cuadrado previamente empapelado y enmantecado. Tape luego con pape! aluminio y aplaste cen las manos. Deje reposar en la heladera durante 5 horas como mínimo con un peso encima.
Presentación:
Desmolde ambos turrones y corte en pequeñas porciones. (Para 8).

Etiquetas: ,

Eligiendo accesorios para microondas


Cuáles son los enseres adecuados.
Para que las microondas puedan alcanzar a los alimentos y cocerlos, no deben encontrar barreras reflectantes en su camino; por ello, los recipientes adecuados para la cocción en este horno deben estar hechos de un material que no rechace las ondas y que tampoco las absorba, excepción hecha del fondo especial para la bandeja doradora.
No hay que usar recipientes de metal o platos que tengan incluso la más mínima decoración metálica ( ni tan siquiera una rayita dorada), porque el metal, como si fuese un espejo reflectante, rechaza las microondas, que se alejan del recipiente y golpean violentamente el magnetrón, dañándolo. No deben usarse recipientes hechos con un material que absorba las microondas sustrayéndolas de los alimentos, que en ese caso no podrían cocerse. Se puede averiguar si el recipiente absorbe o no las microondas de la siguiente manera: poner en el homo el recipiente que hay que controlar y un vaso lleno de agua (el agua sirve para que no se llegue a dañar el magnetrón). Ya cerrado, programar el horno a la máxima potencia durante aproximadamente un minuto. Al cabo de este tiempo, abrir de nuevo el horno y tocar el recipiente: si ha quedado frío o sólo está templado, será adecuado para la cocción en horno de microondas; si, por el contrario, se ha calentado excesivamente, descartarlo. Es posible usar (aunque sólo para una breve cocción, pues en caso contrario se quemarían) bandejas y platos de cartón sobre los que colocar patatas, manzanas, etc.
Para cocer patatas o manzanas, sería posible usar también bandejitas o ees-tillas de mimbre o madera, pero se corre el riesgo de que la madera se raje y por este motivo no es aconsejable usarlas. Entre los recipientes de que está dotada la cocina, se pueden escoger los de vidrio, porcelana, cerámica, fuentes o platos individuales, siempre que no lleven decoraciones metálicas ni sean absorbentes. Naturalmente, es posible encontrar en la tienda recipientes expresamente concebidos para la cocción con microondas, pero vale la pena probar antes los que se tienen a disposición; si resultan inadecuados, se podrá elegir entre los de nueva fabricación. Los expertos aconsejan que se dé la preferencia a recipientes con el fondo cóncavo (tipo perolas). Para terminar, recordemos que también están a la venta recipientes con diferentes compartimentos en los que puede tener cabida una comida completa: primer plato, segundo, verduras, etc., cocidos previamente. Tales recipientes resultan particularmente útiles para aquellos que acostumbran comer mientras contemplan un programa de televisión: los alimentos colocados juntos en el plato se calentarán todos en una sola vez, en poco tiempo y bien. Todos los recipientes se lavan con facilidad porque durante la cocción la comida no se engancha en el fondo.

Etiquetas: ,

Mas sobre hornos de microondas


Cómo se usa el horno de microondas.

La programación del horno.
Es necesario recordar que, a propósito de los hornos de microondas, nunca debería hablarse de encender, sino de programar o graduar. Tampoco habría que usar nunca la palabra apagar, pero al no existir un vocablo preciso para sustituirla, se ha usado a menudo en nuestro recetario. No todos los hornos de microondas son iguales. Pueden tener diferentes variaciones de potencia (hasta diez) y estar dotados o no de termómetros o de sondas. Según el tipo elegido, por tanto, el horno podrá programarse en base al tiempo, en base a la memoria, con la sonda y, por lo que atañe a los últimos modelos, también con la cocción tradicional y el grill.
Cocción en base al tiempo
Significa cocinar la comida a la temperatura y según el tiempo indicados en la receta, sin tener que aportar ningún cambio. Esto es válido para todos los hornos que tienen una sola intensidad de potencia.
En aquellos que tengan dos o más variaciones de potencia, será posible empezar la cocción de los alimentos a una potencia alta y continuarla (si se requiere) a otra más baja. No hay en ello nada de complicado: al finalizar el primer período de cocción, se produce un aviso por medio de una señal acústica; entonces se deberá programar manualmente el horno a una temperatura más baja.
Cocción en base a la memoria
Solamente es posible con hornos más perfeccionados, es decir, aquellos que tienen mandos automáticos de intensidad variable. Se usa este sistema cuando los alimentos requieren cocerse a dos o tres temperaturas diferentes. Puede suceder, por ejemplo, que lo que se ha introducido en el horno deba cocerse al 75 % de potencia durante 7 minutos y que para alcanzar la cocción necesite posteriormente una potencia más baja: primero al 40%, luego al 20%. Con un horno de dos intensidades de potencia, una vez transcurrido el primer período de cocción, se debería volver a programar manualmente el horno a una potencia inferior. Con la cocción en base a la memoria será posible, en cambio, programar el horno a cualquiera de las potencias diferentes desde el comienzo. Al término de los primeros períodos de cocción, se recibirá el aviso de una señal acústica (que podrá servir para recordar que se ha de dar la vuelta o que se tiene que mezclar lo que se cuece); luego, la temperatura bajará hasta el grado deseado y la comida se acabará de cocer: esto será avisado por dos o tres señales acústicas.

Etiquetas: ,

Receta para higos rellenos


Higos rellenos:
ingredientes:
2 cdas de aceite de oliva 1 cda de aceto balsámico 1 cda de ciboulette 12 higos frescos 1 cda de menta •Miel, c/n
1 cda de pan rallado
24 fetas de panceta ahumada
1 cda de perejil
• Pimienta, c/n
200 de queso cabra untable
200 g de rúcula
1 rama de tomillo
procedimiento
Abra los higos por la mitad. Pique finamente la ciboulette, la menta y el perejil. Mezcle el queso cabra untable con las hierbas picadas y el pan rallado,y deje reposar en la heladera durante 1 hora. Rellene los higos con la mezcla de queso, envuelva con panceta y fije con un palillo. Acomode los higos en una placay rocíe con miel. Cocine en el horno precalentado a i8o°C de 10 a 15 minutos aproximadamente. En un bol mezcle 2 cucharadas de miel, pimienta, las hojas del tomillo, aceite de oliva y aceto balsámico. En una fuente arme un colchón con las hojas de rúcula, encima disponga los higos y rocíe con el fondo de cocción de los higos y la emulsión de miel.

Etiquetas: ,

« Pagina anteriorPagina siguiente »