Archives for agosto, 2011

Pasta con guisantes


Pasta con guisantes y cebollitas.

300 g de pasta corta 1/2 kg de guisantes 6 cebollitas francesas 1 sobrecito de azafrán en polvo 2 ramitas de perejil 4 cucharadas de aceite de oliva  sal.

1- Desgrana los guisantes y cuécelos 20 minutos en una cazuela con agua salada. Escúrrelos y reserva. Pela las cebollitas y pártelas en gajos. Pon al fuego una olla con abundante agua para la pasta.
2- Calienta el aceite en una sartén antiadhe-rente, añade las cebollas y rehógalas durante 10 minutos, hasta que queden ligeramente doradas. Entonces agrega los guisantes y saltéalos unos minutos.
3- Incorpora la pasta a la olla cuando el agua rompa a hervir, sazona y cuécela hasta que esté al dente. Escúrrela, reservando 1 cacillo del agua, vuélcala sobre la sartén de los guisantes y remueve.
4Diluye el azafrán en el agua reservada bien caliente y viértela también en la sartén. Espolvorea con las hojitas de perejil lavadas, secas y picadas, saltea todo 1 minuto, removiendo con cuidado, y sirve el plato bien caliente.
Consejo
Para darle un toque especial, agrega unos daditos de lacón o de jamón de Sajonia antes de incorporar la pasta al salteado.

Etiquetas: ,

Recetas de huevos revueltos


Otra buena opción es tomarlos en revuelto. Pocha una cebolla en un fondo de aceite y luego añade los guisantes. Bate los huevos, mézclalos con queso rallado e incorpóralos. Remueve hasta que se cuajen y sirve.

Etiquetas: ,

Con mantequilla


CON MANTEQUILLA.

Los guisantes resultan exquisitos simplemente salteados. Primero cuécelos en agua con sal hasta que estén tiernos, pero firmes. Calienta un poco de mantequilla en una sartén e incorpóralos. Saltéalos y sirve en seguida.

Etiquetas: ,

Panceta


Otras ricas opciones.

CON PANCETA 0 JAMÓN Rehoga una cebolleta limpia y picada en una sartén con mantequilla o aceite de oliva. Añade panceta o jamón cortados en daditos y sofríelos. Incorpora los guisantes cocidos y escurridos, saltéalos 2 minutos y sirve bien caliente.

Etiquetas: ,

Tirabeques


Qué son… los tirabeques.
■ Se trata de una variedad temprana de guisante, de color verde claro brillante y forma ancha y aplanada. Esto es debido a que la funda todavía no se ha dilatado para permitir que el grano crezca. De hecho, la semilla es pequeña y se deja entrever a través de la propia vaina.
■ Se caracterizan por tener una vaina tierna, que hace posible consumirlos enteros, a diferencia de los guisantes, de los que tan sólo se come el grano.
■ Son muy apreciados en la cocina por su sabor suave, casi dulce, y su aroma delicado. Requieren tiempos de cocción muy breves que respeten su textura frágil.
■ Resultan deliciosos al vapor, hervidos o a la plancha, simplemente con un chorro de aceite de oliva. Si son lo suficientemente tiernos, se pueden consumir crudos.

Etiquetas: ,

Recetas de comidas de verduras


Salteado de la huerta  la menta.

700 g de guisantes frescos 700 g de habas frescas 12 flores de calabacín + 3 dientes de ajo 2-3 ramitas de menta 3 cucharadas de  aceite de oliva, sal.

Desgrana los guisantes y las habas. Pon-los en una cazuela y cúbrelos con agua. Lleva a ebullición, sazona y cuécelos 20 minutos. Mientras, pela los dientes de ajo y rehógalos en una cazuela antiadhe-rente con el aceite.
Cuando estén apenas dorados, añade las habas y los guisantes previamente escurridos. Aromatiza con unas hojitas de menta lavadas, secas y picadas, remueve y deja que tome sabor todo junto durante unos minutos.
Limpia con cuidado las flores de calabacín utilizando un paño de cocina humedecido. Luego abre la corola, elimina el pistilo y el tallo, y corta en trozos los pétalos. Añádelos a la preparación anterior.
Ajusta de sal y prosigue la cocción unos minutos a fuego fuerte, removiendo con mucho cuidado para que no se rompan los pétalos de las flores. Completa con una cucharada de hojitas de menta, reparte en 4 platos y sirve.
Consejo
Bate un par de huevos, incorpóralos a la cazuela después de saltear las verduras y remueve hasta cuajarlos. En ese caso, suprime las flores de calabacín.

Etiquetas: ,

Recetas de cocina con salmon fresco


Crema de guisantes con salmón ahumado.

1 1/2 kg de guisantes frescos- 1 cebolla- 1 patata grande- 4 cucharadas de aceite de oliva-pimienta- sal- 80 g de salmón ahumado- 4 cucharadas 1 ra mita  de crema agria de eneldo.

Desgrana los guisantes. Pela la cebolla y pícala menuda. Calienta el aceite en una cazuela; añádela y sofríela durante unos 5 minutos, hasta que esté bien tierna.
Pela la patata, lávala y trocéala. Incorpórala a la cazuela, con los guisantes, y cúbrelos con 1 litro de agua. Salpimentáis y cuécelos a fuego medio 20 minutos.
Pasa las verduras por la batidora con su caldo de cocción hasta obtener una crema homogénea. Aromatízala con el eneldo desmenuzado y repártela en 4 cuencos.
Corta el salmón en tiras muy finas y disponías sobre la crema. Decora cada una con 1 cucharada de crema agria y sirve en seguida.
Consejo
Sustituye el salmón por lasqui-tas de jamón serrano. En ese caso, suprime la crema agria y cambia el eneldo por perejil.

Etiquetas: ,

Guisantes


Los guisantes.

De sabor suave, dulce y exquisito, son un verdadero manjar que ahora se encuentra en plena temporada.

Valores nutricionales:

Por 100 g de producto:

Calorías 81
Agua 75 g
Carbohidratos    13 g
Fibra 5 g
Hierro 1,7 mg
Vitamina C      23 mg

Compra. Aunque están en los mercados desde el otoño, su mejor época es la primavera. A la hora de adquirirlos, hay que elegir los que tengan la vaina verde y brillante, que cruja al partirla.
Conservación. Conviene consumirlos cuanto antes aunque, sin desgranar, se conservan 5-6 días en la nevera. También se pueden congelar.

CON FIBRA. Son adecuados para regular el tránsito intestinal por su contenido en fibra. NUTRITIVOS. Proporcionan vitaminas del grupo B (Bj, B2, B3, ácido fólico), fósforo y magnesio. CONTRA LAS INFECCIONES. Refuerzan el sistema inmunológico por su aporte de vitamina C.

Etiquetas: ,

Pimientos rellenos de carne picada


Pimientos rellenos con salsa de queso.

4 pimientos rojos + 1/2 kg de carne picada de cerdo + 1 cebolla + aceite de oliva + sal + pimienta 2 cucharadas de
queso rallado en hebras ?a ra la salsa de queso: 1 brik pequeño de nata líquida + 3 cucharadas de queso rallado Para la guarnición: 1/4 kg de judías verdes francesas congeladas 3-4 pepinillos en vinagre 1 cebolleta 2 patatas 3 lonchas finas de beicon 2 huevos* aceite de oliva sal.

Lava las patatas. Cuécelas 30-35 minutos en agua salada, hasta que estén tiernas, y déjalas templar. Pélalas y aplástalas con un tenedor. Limpia y pica el beicon. Luego, casca los huevos, separando las claras de las yemas, y añade estas últimas al puré de patata. Incorpora también el beicon y resérvalo.
Cuece las judías verdes Zl 10 minutos en agua salada. Escúrrelas y déjalas enfriar. Mézclalas con los pepinillos cortados en rodajas y la cebolleta limpia, lavada y partida en aritos; alíñalas con un poco de aceite.
3Vierte la nata líquida en un cacito y cuécela, a fuego muy lento y sin dejar que llegue a ebullición, hasta que se reduzca y espese ligeramente. Retírala, añade el queso rallado y, removiendo, deja que se funda.
Pela y pica la cebolla. ^”Sofríela en una sartén con un fondo de aceite hasta que esté blandita y transparente. Añade la carne picada, salpimenta y prosigue la cocción hasta que esté dorada. Lava y seca los pimientos, córtales unas tapas y retira las semillas y la parte blanca del interior.
Rellena los pimientos con el sofrito de carne y ponlos en una fuente refractaria engrasada con aceite. Vierte en el fondo 1 vasito de agua y ásalos, en el horno precalentado a 180°, durante 20-25 minutos. Ve cogiendo porciones de la masa de patata que habías reservado antes y dales forma de tortita. Pásalas por las claras de huevo ligeramente batidas y tríelas en abundante aceite bien caliente hasta que se doren; retíralas con una espumadera. Reparte los pimientos en 4 platos, riégalos con la salsa de nata y espolvoréalos con las hebras de queso. Añade las tortitas de patata y las judías verdes y sírvelos en seguida.
Consejo
Si quieres añadir otros ingredientes al relleno de los pimientos, puedes agregar un poco de arroz cocido o jamón serrano muy picadito. Quedarán buenísimos.

Pimientos rellenos con salsa de queso

Etiquetas: ,

Lasaña de carne molida


Lasaña de carne.

12 láminas de pasta para lasaña de la que sólo hace falta remojar + 300 g de carne de ternera picada + 100 g de carne de cerdo picada * 1 cebolla + 1 diente de ajo+ 200 mi de tomate frito * 1/2 vasito de vino tinto •* 1/21 de leche + 2 cucharadas de mantequilla * 4-5 cucharadas de queso rallado ♦ 2 cucharadas de harina • 1 pizca de tomillo * aceite de oliva * sal pimienta * 1 pizca de nuez moscada rallada.

Pela la cebolla y el ajo, y L pícalos finos. Dóralos 5 minutos en una sartén grande con un fondo de aceite. Añade los dos tipos de carne picada, remueve bien y prosigue la cocción hasta que esté suelta y ligeramente dorada. Riega el sofrito con el vino y déjalo evaporar. Incorpora el tomate frito y aromatiza con el tomillo. Salpimenta y deja cocer, a fuego suave, durante 10 minutos. Funde la mantequilla en otra sartén; añade la harina y tuéstala 2 minutos, removiendo continuamente. Agrega la leche en un hilo y prosigue la cocción, mezclando a menudo, hasta obtener una besamel no muy espesa. Salpimenta y añade la nuez moscada.
Deja las láminas de lasaña en remojo según indique el envase. Escúrrelas y déjalas secar sobre un paño. Engrasa una fuente refractaria con unas gotas de aceite y extiende en el fondo una capa fina de salsa de carne. Pon sobre ella tres láminas de pasta, sin superponerlas, y cubre con una capa de besamel. Sigue alternando los ingredientes hasta agotarlos; termina con carne y besamel. Espolvorea la superficie con el queso rallado y cuece la lasaña durante 15 minutos, en el horno precalentado a 200°, hasta que esté doradita. Déjala reposar unos 5 minutos y sírvela bien caliente.
Consejo:
Prepara el doble de carne, mézclala con salsa de tomate y congélala. Tendrás una salsa boloñesa que podrás utilizar cuando la necesites; por ejemplo, para condimentar pasta o arroz cocidos.

Etiquetas: ,

Pagina siguiente »